sábado, 30 de agosto de 2014

Mismas prendas, nuevos usos.

Holiiiis!! Bueno se que no hice muchas entradas en agosto ya que fue un mes de cierre de trimestre y estuve con muy poco tiempo y demasiados exámenes, pero bueno, regrese y está vez tratare de hacer entradas más seguido.

Hace un par de días, estaba mirando mi guardarropa y me di cuenta que necesitaba ropa nueva, pero luego me puse a pensar que seria mejor utilizar las prendas que ya tengo dándoles otro uso. Por ejemplo una remera que te resulta muy escotada, un sweater que te encanta pero no abriga  nada, una camisa hermosa pero que no te convence cómo te queda…y podemos seguir hasta el cansancio. En estos casos, la clave está en probar nuevas combinaciones:
Si no te termina de gustar cómo te queda esa camisa, podés optar por usarla sobre otra prenda, quedando la camisa abierta y dando forma a través de un cinturón.
Si el problema es que la prenda te resulta demasiado sugerente, transparente o poco abrigada para la temporada, una salida puede ser la “superposición”: dependiendo de los lugares que frecuentes, a veces la multiplicidad de telas, colores y texturas puede ser una alternativa audaz y muy vistosa (y sobre todo, abrigada!).
Organizar el placard puede llevarnos tiempo pero es sin dudas, una inversión en nuestra imagen, porque nos permitirá definitivamente descartar lo que no nos favorece, no es sentador o no nos sirve, de lo que realmente podemos usar para estar óptimas en todos los ámbitos que frecuentamos.

1 comentario:

Se aceptan todos los comentarios.. por favor sin spam ni insultos a la Administradora.. Cualquier comentario con spam sera eliminado.. Gracias