martes, 3 de febrero de 2015

Reseña: Forbidden, Tabitha Suzuma

Título: Prohíbido
Título Original: Forbidden
Autor/a: Tabitha Suzuma
Editorial:
Páginas: 336
Sinopsis: "Ella es guapa y talentosa - dulces dieciséis y nunca ha besado a nadie. Él tiene diecisiete; guapo y al borde de un futuro brillante. Y ahora ellos se han enamorado. Pero... son hermanos.
Una impactante, desgarradora historia de un romance tabú que es tan absorbente como controvertida.  Lochan y Maya siempre se han sentido más como amigos que como hermanos. Juntos han ocupado el lugar de su alcohólica, caprichosa madre para cuidar de su tres hermanos pequeños. Como padres a la fuerza de sus hermanos pequeños, Lochan y Maya han tenido que crecer demasiado rápido. El estrés de sus vidas y la forma en la que se comprenden el uno al otro tan completamente, les ha unido más de lo que lo estarían comúnmente dos hermanos. Son tan cercanos, que de hecho, se han enamorado. Su romance clandestino florece rápidamente en un profundo, desesperado amor. Saben que su relación es errónea y que no es posible que continúe pero, sin embargo, no pueden parar algo que les hace sentir tan bien. Mientras la novela se encamina hacia un final explosivo y sorprendente, solo una cosa es cierta: un amor tan devastador como este no tiene final feliz."



Creo reconocer solamente dos formas de valorar esta historia. Puedes odiarla por completo desde el primer momento, o puedes amarla sin más.
Como aquí hablo de mi valoración, que no es por mucho ni buena, ni mala, debo reconocer primero que nada que la amé sin más durante toda su lectura. Pero una vez finalizado y superado el llanto y el dolor producido por la misma, noté todos los errores que no había contemplado durante la lectura.

Nos encontramos con Lochan y Maya, dos hermanos de 17 y 16 años que son como uña y mugre...¿o se dice uña y carne? Ellos cuidan de sus tres hermanos menores, de la casa y pagan (con el dinero que su madre desaparecida todo el tiempo les da) las facturas y cuentas.
Este par de hermanos se puede apreciar desde un comienzo que son más maduros de lo que jóvenes de su edad deberían ser, pero obviamente ¿Cómo no van a serlo sin acarrean semejante responsabilidad?

Lochan es un genio en la escuela. Todas sus notas se basan en dieces y ases y tiene la posibilidad de entrar el año siguiente en una prestigiosa universidad. Pero por desgracia, sufre de un pánico a relacionarse con los desconocidos, o más bien con quienes no forman parte de su familia. Algo así como una ansiedad social. Es por eso que todos en la escuela lo tratan de un rarito o un marciano que no habla su idioma, porque esa es la única excusa que encuentran ellos para que él no se comunique con nadie.
Uff, acá he de ser cruel con mi punto de vista porque me parece algo totalmente vacío e inconexo. Esas son las palabras que me vienen a la mente al pensar en este trastorno que padece. ¿Lochan no tiene ningún problema en hablar con desconocidos adultos cuando se trata de encubrir su situación en casa de las autoridades o el Servicio Social, pero si cuando tiene que decirle "hola" a un compañero? ¡Por favor! Si puede armarse de valor con una secretaria de la escuela primaria puede hacerlo también con su compañero de banco...¿verdad?


Maya, por otro lado, si tiene amigos, y no tiene problemas con evadir temas incluyentes a su familia con ellos. Pero es una chica muy carente de todo. Es como una hermosa (sin ignorar la palabra Hermosa) caja de sorpresas. Con la diferencia que al abrirla no encuentras nada dentro. Porque en palabras textuales de Lochan, ella es la sabia. Él siente, y ella también, que el otro es quien le da la fuerza para continuar con la rutina diaria (una rutina que detalla y repite cada vez hasta el punto de volverse un poco tedioso). Pero esa sabiduría de Maya...¿de dónde proviene? Ella es una chica que vive todos los días la misma situación que el día anterior, junto con Lochan. Eso me hace pensar ¿Qué es lo que la hace más sabia que él? Quizá sea su comunicación con la sociedad marca la diferencia.


Ahora vamos al tema principal de esta historia: El incesto.
Este es un tema muy...tabú en el mundo actual porque esta claramente delimitado como algo repugnante e inadecuado. Y yo me pregunto ¿Quién, o quiénes tienen el derecho de decir qué está mal  o bien entre dos personas que se aman? Nadie tiene derecho a separarlas porque sean hermanos, amigos o meros conocidos. Si ellos se hubieran sentido como hermanos desde siempre, no habría necesidad de separarlos porque no habría historia. Ellos nunca hubieran estado..."enamorados" el uno con el otro.
Aún así aquí hay otra grieta en la pared. Puede que ellos se hayan querido siempre y como dice más o menos, siempre habían sentido ese amor, pero ellos no se daban cuenta. Pero, ¿Porqué no se sienten como hermanos? Es más, yo creería que ser una especie de padre para sus hermanos pequeños debería tal vez, forzar ese amor de hermanos...o quizá no. 
Yendo al grano, la autora parece usar este amor que ellos no reconocían como excusa para saltarse todo el enamoramiento. Lochan y Maya son como mejores amigos. Cómplices entre sus propios secretos desde niños, y esa parece ser su tapadera para saltarse un par de detalles y saltar a la parte del drama.

El final...Sinceramente no me lo esperaba de esa manera.

Imaginé un centenar de cosas diferentes menos lo sucedido. Y eso fue algo que me encantó, ya que siempre que leo un libro descubro precipitadamente el final y luego me siento decepcionada de que haya sido de la forma en que yo creía.

Tabitha tiene una forma de escribir (o una pluma, como otros prefieren decir) que te mantiene enganchado en todo momento y te hace pasar las páginas como agua, si es que estás en el equipo de Amar la historia sin más. Me pareció una historia muy corta a pesar de sus trescientas y algo de páginas, y hubieron partes en cualquier lado de la historia que me hicieron llorar por sentirme tan mal por ellos o por su situación. Pareciese una ironía de la vida (la vida del libro) que ellos hayan nacido de la misma madre cuando intentan demostrar la clase de amor que tienen. 

Cierro esta reseña agregando que es una historia que tenía mucho potencial. El tema es muy original, ya que no muchos lo están aprovechando y ciertamente Tabitha tampoco lo supo aprovechar en su máximo al haber agregado tanto cliché a la atmósfera. Creo que le faltaron pilas, tiempo e investigación al tema y el desarrollo de la historia, y lo que más se puede rescatar es el final. Como la mente dañada por el peso de la conciencia y la responsabilidad corroen a estos personajes hasta tales puntos, que junto con esta pluma de la autora, hacen que no termines de creer si realmente sucedió lo que no esperabas ni por asomo, o por lo menos yo no me esperaba. ¿Qué más decir? Esta historia me abrió la mente sin duda alguna y me hizo reflexionar en la forma en que todos aceptamos con tanta facilidad lo que esta mal y bien por opinión de lo que dictaron en un principio unos pocos.

"¿En que punto decides que suficiente es suficiente?
Solo hay una respuesta realmente
Nunca"



¿Han leído este libro? ¿Qué les pareció? Apuesto a que tenían ganas de leerlo y ahora no tanto... Aún así deberían darle una oportunidad, para abrir sus mentes y obtener otras perspectivas en lo que relaciones tabú se refiere. O tan solo para tener alguien con quien pueda debatir sobre la historia.
Pues Besos y nos vemos pronto!
Y echen una miradita a mis retos porque los he estado actualizando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Se aceptan todos los comentarios.. por favor sin spam ni insultos a la Administradora.. Cualquier comentario con spam sera eliminado.. Gracias